Cart 0

Entrar a la casa de Robert Brady es sumergirse en el universo de este pintor, diseñador y coleccionista.

 

Con una ubicación privilegiada a un costado de la Catedral, la también llamada Casa de la Torre, fue parte de un convento franciscano del siglo XVI. Su particular arquitectura y distribución llamaron la atención de Brady, quien en 1962 decidió comprarla y restaurarla.

Ahí vivió casi 25 años y acuñó un gran número de obras y piezas de todo el mundo. Todo se conserva tal y como Brady lo dejó antes de morir en 1986: los espacios, cada elemento que ahí habita, su cuidada decoración, todo se mantiene intacto, como reflejo y testigo del peculiar interés y gusto de Brady.

Leer más.

El Museo se enfoca en la difusión de la colección personal de alrededor de 1,300 obras de arte que Robert Brady adquirió a lo largo de su vida.

La "casa de la Torre" cuenta con catorce habitaciones llenas de color, asimismo, se puede apreciar las esculturas y la vegetación tropical del patio y sus jardines. Brady también disfrutaba de compartir su casa y mostrar su colección a sus amigos, entre los que lo visitaban con frecuencia.

La colección cuenta con obras maestras de Frida Kahlo, Miguel Covarrubias, Maurice Prendergast, María Izquierdo, Milton Avery, Marsden Hartley, Diego Rivera, José Clemente Orozco, Max Beckmann, entre otros.

Leer más.

Síguenos en Instagram @museorobertbrady